torre-madrid-rtve-2379813-h-foto-alvy1

El Gobierno se propone convertir RTVE en una herramienta de propaganda política

Rajoy podría hacer un uso inminente de su mayoría absoluta para tomar el control sobre RTVE y convertirla en un medio de propaganda al servicio del Gobierno.

La primera batalla que el PP tenía pensado librar en cuanto llegase al poder, era la de los recortes sociales. Como era de esperar, la aplicación de estas políticas (rompiendo las promesas electorales) y los resultados nefastos de los 100 primeros días de la presidencia de Rajoy, han provocado una caída en picado de la imagen del Gobierno.
Este deterioro ha hecho que un número cada vez más amplio de miembros del PP hayan puesto su mirada en los telediarios de RTVE. Conscientes de la gran audiencia con la que cuentan los espacios informativos de la televisión pública, la imparcialidad de éstos se ha convertido en una piedra en el zapato para el Gobierno, y ahora el objetivo será el de controlar los medios de comunicación como vía para mejorar la imagen del Ejecutivo.
Si la presión contra RTVE era ya fuerte cuando el PP se encontraba en la oposición, ésta venía de un pequeño sector del partido, mientras que, desde que ha llegado al gobierno, la tendencia se ha convertido en mayoritaria.

El pasado sábado, muchos de los presidentes autonómicos del PP se quejaban ante Rajoy del trato que recibían por parte de los servicios informativos de RTVE, exigiéndole que hiciese algo al respecto.
Este sector, cada vez mayor, le reclama al Presidente del Gobierno que cambie mediante un decreto, la ley que aprobó el anterior Gobierno, según la cual el presidente de RTVE debe ser elegido por 3/5 del Congreso. Fuentes internas del PP informan de que Rajoy podría hacer un uso inminente de su mayoría absoluta para cambiar dicha ley y tomar el control sobre la radio y televisión pública para convertirlas en una herramienta propagandística al servicio del Gobierno.

Todo apunta a que en este caso, la excusa para llevar a cabo esta medida, serán las cuestiones presupuestarias y el “desgobierno” en que, según miembros del Gobierno, se halla RTVE, que se encuentra sin presidente desde la dimisión, el pasado año, de Alberto Oliart.
Fuentes gubernamentales aseguran que la medida es urgente ya que, según ellos, nunca unos telediarios habían tenido una línea tan crítica con el Gobierno, y la toma del control sobre RTVE vendría a aportar una dosis de imparcialidad en los noticiarios. Todos recordamos, gracias a Alfredo Urdaci, lo que significa “imparcialidad” en un gobierno del PP.

IMAGEN: Alvy

A %d blogueros les gusta esto: