Julian Assange y ‘El Mundo del Mañana’

‘The World Tomorrow’ o ‘El Mundo del Mañana’ es el nuevo proyecto de Julian Assange. El creador de la mayor filtración de documentos secretos regresa con un programa de entrevistas que será “blanco directo” de duras críticas por parte de la comunidad internacional.

Julian Assange en la entrevista realizada al líder de la resistencia libanesa, Hassan Nasrallah

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, reaparece en el panorama mediático con un nuevo proyecto televisivo: ‘The World Tomorrow’ (El Mundo del Mañana). Se trata de un programa semanal de 12 capítulos emitido por el canal ruso RT. Assange asegura estar preparado para recibir todo tipo de críticas al emitir en un canal de habla inglesa, financiado por el Kremlin en el que entrevistará a políticos de todo el mundo considerados, en muchos casos, “los terribles radicales del mundo”.

El pasado martes se estrenó en la televisión rusa con el secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallah, considerado como “terrorista” en Estados Unidos e Israel y un “combatiente por la libertad” para otros tantos.

La entrevista se realizó en un dúplex de Inglaterra donde Assange permanece bajo arresto domiciliario. Por su parte, el líder de la resistencia libanesa respondió “desde un lugar secreto en Líbano”, según indicó el fundador de Wikileaks. Se trata de la primera entrevista que el líder de la resistencia libanesa concede a un medio occidental después del conflicto con Israel (2006), también conocida como: “La guerra de los 33 días”.

En la entrevista, se abordaron temas como el de la guerra de Israel con Líbano acaecida en 2006 en donde se enfrentaron Fuerzas de Defensa israelíes y el brazo armado de la organización Chiíta Hezbolá. Para contextualizar este “conflicto armado”o, mejor dicho, el bombardeo constante por parte de las fuerzas israelíes a Líbano (en donde la zona más afectada fue el sur del país), se motivó el secuestro de dos soldados israelíes por parte de la resistencia libanesa el 12 de Julio de 2006. Un informe elaborado por el Khiam Rehabilitation Center for the Victims Of Torture (KRC) (www.khiamcenter.org) y que utilizó ese mismo año el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra deliberó lo siguiente:  La Guerra de los 33 días de Israel contra Líbano no fue una reacción por la captura de dos de sus soldados por Hezbolá el 12 de julio de 2006. Algunas noticias redactadas en Israel y Estados Unidos revelaron una intención disimulada de motivar la guerra contra Líbano, dirigida a destruir su infraestructura para desplazar las aldeas sureñas y acabar con Hezbolá como resistencia. La captura de los dos soldados israelíes fue la oportunidad perfecta de Israel para llevar a cabo su proyecto. La atrocidad de la guerra manifestó con claridad el odio de Israel contra Líbano, su pueblo y su resistencia. Los bombardeos no diferenciaron niños, hospitales, ambulancias o centros de culto; ni siquiera personal de prensa. (Fuente:www.rebelion.org/noticia.php?id=3934).

En tan solo 33 días que duró la guerra, el número de víctimas llegó a 1.283, de los que un tercio eran niños, y 4.055 heridos. Un genocidio en toda regla.

El líder Chií respondió a cada una de las preguntas de Assange sin titubeos, no mostró duda en ningún momento de la entrevista y mantuvo con firmeza sus declaraciones.

A la pregunta de Assange de si la resistencia libanesa ha lanzado misiles contra Israel, Nasrallah aseguró: “Durante los últimos años, incluso desde 1948 cuando Israel se creó sobre el territorio de Palestina, las fuerzas de Israel bombardearon a civiles, pueblos, ciudades y ciudadanos libaneses. En los años de la resistencia, desde 1982 hasta 1992, tras resistir durante 10 años, comenzamos a reaccionar. Pero estrictamente para impedir que Israel atacara a nuestra población. Entonces, en 1993, hubo un acuerdo indirecto entre la resistencia (Líbano) e Israel que fue reafirmado en 1996 por el cual ambas partes evitarían bombardear a los civiles. Nosotros siempre dijimos que si ellos no atacaban nuestras ciudades y pueblos, nosotros tampoco atacaríamos las suyas. En el año 2006, durante la resistencia en Líbano, Hezbolá y su componente principal logró liberar el sur del país. El hecho fue percibido como un milagro que impresionó mucho a la sociedad libanesa por cómo un pequeño grupo como éste pudo resistir durante 33 días al mayor y más potente ejército de la región sin ser derrotado”.

También tuvo palabras para el conflicto árabe-israelí.  Y digo “conflicto” por no utilizar de nuevo la palabra “genocidio”. Desde que se creó el estado de Israel en 1948, Palestina sufre continuos bombardeos por parte del ejército israelí. Una lucha totalmente asimétrica entre unos y otros que parece no tener fin. Nasrallah, en sus declaraciones, hizo un símil:“Si yo voy a su casa y la ocupo por la fuerza será mía dentro de 50 o 60 años solo porque soy más fuerte que usted  y fui capaz de ocupar su casa. Pero eso no me hace el dueño legal de su casa”. Además, añadió lo siguiente: “El Estado de Israel es ilegal, fue establecido a partir de ocupar la tierra de otro pueblo, de usurpar las tierras de otro pueblo, de controlar por la fuerza de cometer matanzas contra los palestinos que fueron expulsados y, entre ellos, están incluidos tanto musulmanes como cristianos. Por esa razón, la justicia mantiene su carácter unilateral aunque pasen 10 años. El transcurso del tiempo no cambiará la justicia, no negará la justicia”. ¿Solución? “Queremos que la Justicia sea restaurada y el único remedio es crear un estado, un país en el territorio de Palestina donde vivan en paz y en democracia los musulmanes, los judíos y los cristianos. Cualquier otra solución simplemente no será viable y no será sostenible”.

 Y llegó el turno de Siria. El creador de Wikileaks mencionó el respaldo del líder de Hezbolá a la “Primavera árabe” en Túnez, Yemen, Egipto y otros países; sin embargo, en el caso de Siria es diferente. ¿Por qué?

“Por razones claras. Todo el mundo en Siria sabe que el régimen de Bashar Al Assad apoya la resistencia en Líbano y la resistencia en Palestina. Este apoyo no disminuye a pesar de la presión por parte de Israel y Estados Unidos, así que, es un régimen que ha servido bien al caso de Palestina. En Siria lo que pedimos es negociar, el diálogo, una reforma o llevar a cabo varias reformas, porque la alternativa a esto debido a la diversidad existente en la actualidad dentro del país es muy vulnerable y la alternativa actual es empujar a Siria a la guerra civil, que es lo que quieren precisamente Estados Unidos e Israel”.

 Assange hizo mención al número de víctimas que se produjo solo en el mes de Febrero en la zona de Homs, en Siria. Más de 100 personas murieron en los enfrentamientos, incluida la periodista estadounidense Mary colvin. El líder de la resistencia no dudó en mostrar su apoyo al régimen sirio y explicó haber estado en contacto con el mismo desde el principio de la guerra.

“Desde el principio de los enfrentamientos en Siria hemos tenido contactos constantes con los líderes de Siria. Yo, personalmente, descubrí que el presidente Al-Assad realmente quería realizar reformas importantes y esto nos reafirmaba a nosotros considerando la postura que tomamos. En más de una ocasión, pronuncié discursos en público y dije exactamente esto. Y en mis reuniones con diferentes líderes políticos de Líbano y de otros países árabes siempre dije lo mismo: que yo confío en que el presidente sirio quiere reformas y va a realizarlas, pero la oposición tiene que estar dispuesta a dialogar”.

Para finalizar esta cuestión y a modo de exclusiva, Nasrallah confesó que Hezbolá se puso en contacto con la oposición siria para “facilitar el diálogo con el régimen” y afirmó que ésta se negó: “Voy a decir algo más, será la primera vez que lo haga en público: Nos pusimos en contacto con elementos de la oposición para animarlos y facilitar el proceso de diálogo con el régimen, pero estos partidos rechazaron dialogar mientras el régimen estaba dispuesto a someterse a las reformas y a dialogar. La oposición solo quiere derribar al régimen, este es el problema. Otra cosa es lo que está pasando en Siria, que tenemos que verlo con los dos ojos y no solo con uno. Los grupos armados en Siria han matado a mucha gente civil”.

A %d blogueros les gusta esto: