Urdaci podría volver a RTVE

Después de años sin saber nada de él, de una persona que desapareció de la noche a la mañana, esta semana ha llegado a oídos de todos la declaración de intenciones que Alfredo Urdaci ha difundido en su Twitter

Aunque no lo ha hecho con información, sino con opinión, exactamente la causa que provocó su destitución de RTVE. El uso de la palabra “progredumbre” ya es despectivo, y la repite en otro tweet. Parece ser que el periodista tiene ganas de volver al canal público, después de las graves polémicas que provocaron su destitución. Si recordamos, en el periodo en que fue director de Informativos de TVE, entre los años 2000 y 2004, concretamente en el 2002 se generó la polémica con el sindicato CCOO, quienes acusaron a Urdaci de manipular los datos de la huelga del 20 de junio de 2002, siempre a favor de gobierno de José María Aznar. Al leer la rectificación en antena, Urdaci pronunción “ce ce o o” en lugar de “Comisiones Obreras”, lo que enardeció más los ánimos, ya que la lectura de siglas no es común ni recomendable en los medios de comunicación audiovisuales.

Pero eso no fue todo. El periodista navarro continuó ese camino con más o menos fuerza, hasta que en la noche electoral del 14 de marzo de 2004 fue el encargado de presentar el especial informativo. En la calle se respiraba la tensión, ya que durante esos días y también en la jornada de reflexión millones de personas salieron a protestar contra el Partido Popular, por el hecho que probablemente ha movido a más personas en la historia de la democracia, la guerra de Irak. La gente no quería otra victoria del PP, así que en las calles se gritaron consignas también contra Urdaci. TVE, en lugar de informar correctamente acerca de lo que sucedía, omitió datos y minimizó las protestas, “reduciendo” el número de asistentes.

Después de eso, tras la victoria del PSOE, Urdaci fue destituido y sustituido por Lorenzo Milá. Desde entonces y hasta ahora no ha dado apenas señales de vida, aunque sí ha participado en algunos debates televisivos.

Respecto al asunto en cuestión, a su vuelta, hay un punto que Alfredo Urdaci debería tener en cuenta y recordar de su periodo universitario: un periodista que pierde la credibilidad debe dedicarse a otra cosa, pues ha perdido todo lo que necesita. Y este señor la perdió cuando manipuló datos y se posicionó a destajo a favor del Gobierno en la televisión pública.

Si ahora quiere volver a trabajar en este medio, que lo haga en una cadena privada, como 13TV, donde actualmente aparece. Las cadenas privadas, aunque deberían, no tienen obligación jurídica de cumplir los principios de objetividad y neutralidad, aunque como periodista siempre se debe servir a los ciudadanos y no se les debe privar de información. Pero, como suele decirse, dentro de lo malo y teniendo en cuenta que los medios privados responden a intereses económicos y empresariales, se saltan muchas veces a la torera todos estos principios, y ahí podría tener cabida Urdaci, que ya demostró con creces su incapacidad de mantenerse fiel a la audiencia y brindar la transparencia necesaria que debe tener una televisión pública.

A %d blogueros les gusta esto: