Ciñera

Batalla campal en Ciñera de Gordón

Una verdadera batalla campal se ha producido esta mañana cuando un grupo de unos sesenta  mineros cortaron la N-630 a la altura de la localidad leonesa de Ciñera de Gordón. Durante varias horas, los mineros (que se encuentran en huelga indefinida desde el pasado 30 de mayo, en protesta contra la reducción de un 63% en el presupuesto de las ayudas al sector) mantuvieron el tráfico cortado formando barricadas con troncos, neumáticos y contenedores.

La tensión se incrementó cuando los antidisturbios entraron en el pueblo de Ciñera persiguiendo a los manifestantes, momentos en los que se produjo una verdadera batalla campal en la que los primeros atacaron disparando pelotas de goma, mientras que los segundos respondieron arrojando todo tipo de objetos.

Sobre las 14:30 horas, ambos bandos se retiraron y se reestableció el tráfico en la N-630.

“Disparar a todo lo que se mueva, a por ellos a saco”

Los habitantes de Ciñera de Gordón, fuertemente solidarizados con los mineros, han estado informando constantemente de la situación por vía Twitter. En la red social se han publicado mensajes advirtiendo de que la policía estaba recorriendo el pueblo casa por casa en busca de mineros, llegando a hablar de un auténtico “estado policial”. Otras informaciones apuntan incluso a que los antidisturbios estarían utilizando inhibidores de señales para dificultar las comunicaciones dentro de la población. Según testigos presenciales, se ha llegado a oír a un antidisturbios gritando disparar a todo lo que se mueva, a por ellos a saco, lo que vendría a suponer una muestra de la actitud policial.

Más allá de las informaciones, las redes sociales parecen completamente volcadas con la causa minera. Los mensajes de solidaridad con los huelguistas, se mezclan con los de indignación ante la actuación policial, considerada por los testigos completamente desproporcionada y antidemocrática.

A %d blogueros les gusta esto: