Jairo Berbel

Nuevo documental de Jairo Berbel Monreal: La borboleta de Guajuviras

El escritor japonés Kobayashi Issa dijo una vez: cubierto de mariposas el árbol muerto florece. El documental nos muestra la historia de un barrio brasileño situado en la ciudad de Canoas. Guajuviras, árbol que da nombre al barrio, es conocido por un pasado lleno de violencia. Ahora, gracias al Programa Nacional del Ministerio de Justicia (PRONASCI), se han creado proyectos sociales donde los habitantes se convierten en protagonistas de una historia llena de esperanza, una hazaña que intenta cambiar la negativa imagen del pasado. 48 minutos de relatos donde las palabras cobran su mayor peso. A lo largo de documental se muestra uno de los proyectos: La Agencia de la Buena Noticia. Este enseña a los jóvenes Guajuvirenses las artes del periodismo, todo para realizar noticias positivas que intentan suprimir su antigua imagen. La borboleta de Guajuviras muestra el renacimiento de un barrio en el que las personas deciden cambiar su destino, su historia y su pasado. Cómo las mariposas que vuelven al árbol muerto, que regresan a Guajuviras y lo hacen florecer.

¿De qué hablamos? Jairo Berbel Monreal, periodista, hizo un documental ‘El Lugar de las Sonrisas’ traído de la República Independiente del Congo. Jairo, quería más, y se enfrascó en Brasil, para contarnos lo que hay allí. ‘La borboleta de Guajuviras’ un nuevo viaje.

El Nuevo Fígaro: Has pasado por la República independiente del Congo y ahora te embarcas en Brasil… ¿Cómo ha sido esta segunda experiencia?

Jairo Berbel: Bueno pues sobre todo muy enriquecedora. Brasil es uno de los países que se encuentra en vías de desarrollo y eso siempre es un aliciente para mí, cómo la gente intenta cambiar a mejor, cómo un país se involucra para salir adelante, ver esas cosas y vivirlas de un cierto modo es una experiencia maravillosa

ENF: ¿Qué te ha impresionado de ese lugar como para rememorarlo en este documental?

J.B.: Bueno el documental cuenta la historia de un proyecto situado en una zona conflictiva de la ciudad de Canoas, en el estado de Río Grande del sur, en este proyecto llamado la Agencia de la Boa Noticia se enseña a los jóvenes en riesgo de exclusión social las artes del periodismo, ellos hacen noticias, videos… sobre su barrio y con eso intentan darle la vuelta a la visión que se tiene del lugar en el que viven. Los grandes medios de comunicación sólo muestran las partes negativas del barrio, muertes drogas, armas… y estos chicos, a pesar de sus dificultades, intentan con pequeños detalles darle la vuelta a la tortilla. Eso me parece extraordinario. Ver como unos adolescentes van a clase, trabajan y después acuden a la agencia a aprender más cosas es algo extraordinario

ENF: ¿Ha tenido el mismo éxito que el anterior?

J.B.: Bueno todavía no lo he expuesto más que en unos pocos lugares y la impresión de la gente ha sido buena. Es muy diferente al anterior documental, en éste se tocan más aspectos, la comunicación, el derecho a la información, el respeto hacia las personas, el poder de las palabras y muchos otros aspectos que atañen sobre todo al ser humano.

La comunicación y el ser humano podrían ser los temas centrales

ENF: ¿Ha sido fácil?

J.B.: Debo de ser sincero y decirte que me han surgido muchos problemas a la hora de realizarlo y montarlo, tenía horas y horas de entrevistas y tomas. Y cuando tienes que reducirlo a 45 minutos se te complica un poco todo, porque hay cosas que quieres mostrar y no puedes por el tiempo. Tienes que escoger lo mejor de cada entrevista y lograr que el espectador lo entienda. Que sea ameno y claro. Para mí lo más difícil ha sido crear una pieza audiovisual que entienda la gente. Que se inserte en documental y que lo sienta, como si lo estuvieran viviendo

ENF: El lugar de las Sonrisas y La borboleta de Guajuviras, ¿en qué se parecen y en qué se diferencian esas realidades?

J.B.: Bueno se parecen en que ambas historias se centran el ser humano, en personas que tienen una serie de problemas y que a pesar de ellos siguen adelante, hacen cosas para cambiar y que jamás se quedan con los brazos cruzados. Ambas historias son historias de superación. De personas que no se rinden. Y la diferencia creo que es mínima, solamente destacar en el segundo se habla de la comunicación y del poder que tienen para cambiar el mundo

ENF: ¿Alguna cosa bonita que hayas vivido en alguno de estos dos lugares? ¿Lo de la niña?

J.B.: Experiencias muchas, algunas duras y otra muy buenas. Y cuando digo buenas son de esas que te hacen recapacitar. Por ejemplo, una de ellas podría ser la humildad que radica en ambos lugares, el sentido que esta gente tiene sobre la vida y como debemos vivirla. Recuerdo cuando una niña de 7 años me enseñó a utilizar una azada, casi se me cae la cara de vergüenza, o por ejemplo cuando repartí caramelos a los diferentes niños y estos decidieron abrir solamente un caramelo para compartirlo de boca en boca. Creo que eso es la definición exacta de compartir. Lo que te enseñan en estos lugares es mucho más de lo que puedo llegar a enseñarles.

ENF: ¿De periodista a documentalista?

J.B.: (Risas.) Bueno, supongo que sí, me decanto por los documentales, supongo que en cierta manera están unidas las dos palabras, en ambas la comunicación es lo importante ¿no? No se, mientras hago documentales también me siento periodista (Risas.) Hago entrevistas, elimino lo menos importante y publico lo más interesante y al final lo publico. Sea lo que sea me decanto por los documentales.

ENF: ¿Qué planes tienes ahora? ¿Algún proyecto?

J.B.: Alguno que otro, hacía tiempo que no hablaba contigo Oihana y no he tenido tiempo de contártelo, pero creo que vuelvo al Congo. Presenté hace una semana la idea sobre la realización de un documental sobre un misionero que lleva 30 años en el Congo y les gustó. Todavía es sólo una idea pero de momento todo va para adelante.

ENF: ¿Nos contarás cómo te ha ido?

J.B.: Sí, sí,  pero ya te digo, primero tengo que aprender francés, cosa que me da miedo (risas).

A %d blogueros les gusta esto: