Heidi Sánchez: “Es lamentable que los medios tengamos que cubrir las manifestaciones con una indumentaria propia de un escenario de guerra”

Heidi Sánchez (Vedado, Ciudad de la Habana, Cuba, 1983) es una periodista cubana afincada desde hace unos años en Madrid. El pasado 23 de febrero, cubrió la manifestación de las mareas ciudadanas contra los recortes sociales impuestos por el Gobierno español. Fue una víctima más de la represión ejercida por las Fuerzas de “seguridad” contra periodistas y manifestantes. A pesar de haber pruebas visuales y partes médicos de dichas agresiones, el Ejecutivo y la prensa “de masas” siguen manteniendo un silencio cómplice impropio de una verdadera democracia.

-El Nuevo Fígaro: ¿Cómo vivió el pasado 23-F?

-Heidi Sánchez: El 23 de febrero es una fecha muy señalada en España por  coincidir con el aniversario del Golpe de Estado del año 1981. En consecuencia, se escogió este día para realizar una protesta multitudinaria a raíz de los recortes sociales impuestos por el gobierno de Rajoy, en la que confluían varias mareas ciudadanas para denunciar su  malestar ante estos hechos. Yo, como periodista, estaba cubriendo la manifestación. Al finalizar la convocatoria, la policía intentó disolver la concentración, los periodistas estábamos cubriéndolo y los antidisturbios  cargaron contra nosotros a pesar de estar debidamente identificados y separados de los manifestantes.

-ENF: Recientemente, denunciaba el hecho de que los medios españoles no informaran sobre la represión policial llevada a cabo ese mismo día. Además, existen pruebas, fotografías e informes médicos que corroboran la “carga” policial. ¿Cierto?

-H.S.: Existen videos y fotografías que circulan por la Red y en diferentes medios alternativos en las que se ve la carga policial contra la prensa.  Como ya he señalado, estas evidencias solo circulan a través de medios alternativos, ningún informativo o periódico de gran tirada ha sacado la noticia. Estos monopolios mediáticos parecen que están a órdenes de oscuros intereses, no a la labor de informar.

-ENF: El hecho de que los periodistas y demás profesionales de la comunicación tengan que ir bien identificados mientras cubren manifestaciones o actos de protesta, no impide que sean  “carne de cañón”. Lo que supone un hecho lamentable en un Estado “democrático”.

-H.S.: Durante mi experiencia como periodista en Cuba, nunca me vi en la obligación de ir visiblemente identificada como prensa por el temor a sufrir agresiones. En España, la cual se vanagloria de su “democracia”, resulta muy lamentable que los medios tengamos que ir a cubrir las manifestaciones o las protestas ciudadanas con una indumentaria propia de un escenario de guerra, con casco y chalecos reflectantes que, además, no nos libran de las agresiones policiales.

Foto: Raúl Capin

 ” Cuando algunos periodistas tratamos de demostrar lo que realmente pasa en la calle, incluyendo la brutalidad policial, sufrimos consecuencias”

-ENF: Asegura que no hubo posibilidad de que los confundieran con manifestantes…

-H.S.: Solo hay que ver las imágenes. Los fotoreporteros, cámaras y demás periodistas estábamos debidamente identificados y acreditados, es imposible que se nos confundiera con manifestantes.

-ENF: Esto sucede en un país que se declara respetuoso con los Derechos Humanos. Los Derechos fundamentales como el derecho a la libertad de expresión e información se vulneran de forma sistemática. ¿No le parece que la impunidad es un rasgo característico de este país?

-H.S.: Pues sí,  España es el segundo país con más desaparecidos, teniendo decenas de miles de asesinados por el franquismo todavía enterradas en cunetas.  Esto es señal de que aquí, la impunidad es un rasgo característico. Y si hablamos de libertad de expresión solo hay que ver que los grandes medios exponen lo que les interesa a sus propietarios, ni siquiera la televisión “pública” se libra de esto.  Cuando algunos periodistas tratamos de demostrar lo que realmente pasa en la calle, incluyendo la brutalidad policial, sufrimos consecuencias.

Heidi Sánchez, tras la agresión policial

-ENF:  “Si esto hubiera pasado en Cuba, la cosa hubiera sido diferente”. ¿Por qué?

-H.S.: Si la policía cubana hubiera arremetido contra la prensa o causado lesiones a algún periodista,  habría sido portada de los grandes medios. Solo hace falta comparar con el tratamiento que se da a la supuesta periodista Yoani Sánchez,  a la cual se le da carta de credibilidad a pesar de nunca haber demostrado agresiones por parte de la policía, porque no se han mostrado jamás fotos o imágenes de policías cubanos golpeando salvajemente a periodistas ni a manifestantes cubanos.

“Cuba cumple más Derechos Humanos que la mayoría de los países occidentales”

 -ENF: Los medios de comunicación occidentales critican, entre otras cosas, la falta de libertad de expresión en la isla caribeña. Organizaciones como Amnistía Internacional, de forma reiterativa, acusa al Régimen cubano de restringir la libertad de expresión a los opositores del Gobierno. ¿Qué hay de cierto en ello?

-H.S.: Estas afirmaciones son totalmente falsas, la misma Yoani es ejemplo de ello, ya que su blog es actualizado diariamente con informaciones contrarias al gobierno cubano, además de “informar” para el periódico “El País”. Hasta el día de hoy, anda libre por las calles e incluso realiza giras internacionales de propaganda.  Además, en diferentes publicaciones oficiales, hay espacios para que las personas den su criterio sobre lo que ven mal en el Estado, hay muchos programas televisados que son muy críticos y se le da voz al pueblo para indicar, desde una crítica constructiva, los problemas sociales que puedan tener en su comunidad.

“La bloguera, Yoani Sánchez, es una herramienta de difamación a sueldo de los Estados Unidos”

-ENF: Apuntan a Cuba sin “estacionar” en los países miembros de la Unión Europea. ¿Qué sucede? ¿A caso en el “viejo continente” no se cometen violaciones de los Derechos Humanos”?

-H.S.: A Cuba no se le puede juzgar desde un criterio Occidental, es una Isla pequeña que se encuentra a ciento sesenta Km de EEUU y que decidió practicar la soberanía sobre sus recursos  y mantener su independencia nacional, algo que, desde entonces, Estados Unidos no le ha perdonado. La gente en Europa no sabe que los cubanos hemos sufrido intentos de invasión, atentados terroristas que han causado más de cuatro mil muertos, incluyendo la voladura de un avión civil en pleno vuelo, reiterados intentos de asesinato de nuestro presidente, un bloqueo extraterritorial que nos impide el libre comercio y una difamación injerencista de la práctica totalidad de los grandes medios mundiales. Es normal que Cuba se defienda y tenga prevenciones. Déjense de acosar a Cuba y verán cómo se van normalizando las cosas.

Cuba cumple más derechos Humanos que la mayoría de los países occidentales porque los derechos humanos también son dar educación y sanidad a toda la población. Por la parte de los detenidos,  la supuesta disidencia encarcelada, ahora toda liberada, algo reconocido incluso por Amnistía Internacional siempre ha sido condenada al probárseles el pago de dinero por parte de una potencia extranjera, algo que en el código penal español también se condena con cárcel.

-ENF: El profesor universitario francés, Salim Lamrani, en una entrevista realizada en 2009 a la disidente cubana, aseguró lo siguiente: “Tengo la impresión de que se  hace la abogada de Washington”.  De haber, ciertamente, una campaña mediática, ¿se trataría, pues, de una pieza clave en dicha maniobra contra el régimen castrista?

-H.S.: En varias ocasiones se ha demostrado que la bloguera es una herramienta de difamación a sueldo de los Estados Unidos, como otra estrategia de desestabilización contra la Isla. Por lo tanto, la considero una mercenaria más.

Entrevista realizada por: Myriam Merhi Andión

A %d blogueros les gusta esto: