Alfredo Embid: “Siria, desde su creación como estado, se ha mantenido siempre firme en contra de Israel y de los sucesivos colonos europeos”

_mg_4911

El analista político, Alfredo Embid (Zaragoza, 1950) nos concede, de nuevo, una entrevista sobre la estrategia occidental en territorio sirio y el caos que impera en el país árabe.  Además, explica la confluencia de intereses en algunas de las organizaciones “humanitarias” que sirven como desinformación al resto del mundo, tales como Amnistía Internacional o Human Rights Watch.

-El Nuevo Fígaro: ¿Es Siria el “blanco” perfecto para hundir a Irán, a la resistencia del sur del Líbano (Hezbolá) y, finalmente, cortar la salida al mar Mediterráneo a Rusia?

-Alfredo Embid: Todo lo que dices es absolutamente cierto, eso es una parte geopolítica de la agenda. Hay que incluir, además, algunas otras cosas: El cambio de régimen en estos países permitirá robarles cómodamente sus hidrocarburos y seguir haciéndolo con todos los países de la zona. Ahora tienes un ejemplo reciente; Israel se ha permitido otorgar licencias a una empresa israelí subsidiaria de la compañía estadounidense Genie Energy para robar petróleo y gas de los Altos del Golán sirio que ocupa ilegalmente desde hace 45 años. Esta “licencia” viola una vez más, y en este caso por duplicado, las leyes internacionales.

El apetito insaciable de las corporaciones occidentales por los hidrocarburos es muy claro en el caso del gas de Irán (que encima alimenta a China). Además, actualmente, hay que añadir los depósitos de gas recientemente descubiertos en Siria y en las costas orientales del Mediterráneo. Pero, como además hay que transportarlos, es fundamental el control de las autopistas energéticas que los llevan. Y, en este  sentido, es especialmente importante la de Irán-Iraq-Siria-Mediterráneo que ya está acordada. Esta autopista se enfrenta con la oposición frontal de Qatar, de Estados Unidos y de Israel que tienen sus propios proyectos. Por ejemplo, Israel pretende prolongar el oleoducto BTC Baku–Tiflis–Ceyhan,  que fue inaugurado justo el mismo mes en que atacó el Líbano. El escenario más probable es a través de Líbano y Siria para unirlo con el trans–Israel y llevar los hidrocarburos del Caspio hasta el mar Rojo, abriéndose el camino hacia Asia. Para hacerlo el problema es que, ni el Líbano ni Siria están por la labor así que, previamente hay que “domesticarlos”, es decir, reconfigurar la región.

 -El Nuevo Fígaro: El agua es un recurso muy codiciado por el estado israelí… 

-A. E.: Siria posee enormes recursos de agua codiciados por Israel en los altos del Golán, en el Tigris y, sobre todo, en el Eúfrates, mientras que Israel carece de ellos y Turquía acapara el agua de este último. En el Líbano, además de los altos del Golán, el río Litani hace la boca agua del gobierno israelí desde hace décadas.

Desde un punto de vista más global, es evidente que se pretende impedir el desarrollo de competidores como Rusia en el Mediterráneo con su única base en Tartus (Siria) y sobre todo de China que no tiene ninguna base militar ni en la zona ni en ninguna parte del mundo. Su expansión económica en Irán, África, etc. no se hace a golpes de misiles, ni derrocando gobiernos y es un evidente “mal ejemplo”.

“El dinero de los multimillonarios de oriente medio se  reinyecta en el sistema financiero occidental que, está basado, en los tres negocios fundamentales: petróleo, drogas y armas”

-ENF: ¿Quiénes financian a los rebeldes en países como Siria o Libia?

A.E.: A mí no me gusta llamarlos así porque, en realidad, son mercenarios integrados en el ejército “libre” sirio, que no es libre ni sirio. Si echas un primer vistazo, los más aparentes son Arabia Saudí y Qatar. Pero hay que recordar que, igual que todas las petromonarquías del Golfo, no mueven un dedo sin el acuerdo de Estados Unidos y de Israel. De hecho, los petrodólares que los Estados Unidos gastan en comprar el petróleo barato, vuelven a casa. Los jeques de los países del Golfo los despilfarran no sólo en lujos particulares  sino, fundamentalmente, comprando armas y financiando a los grupos terroristas wahabíes en todo el mundo.

Un energúmeno especialmente destacado es el Principe Saudí, Bandar Ben Sultan, que funcionó 20 años como embajador en EEUU, es amigo personal de Bush hijo y se viste de vaquero como él,  por lo que fue apodado “Bandar Bush”. Con el ex embajador USA en el Líbano, J. Feltman, financió un complot contra Assad, en 2008 con 2 millones de $ para fomentar las revueltas. Es hijo del ex ministro de defensa y actual secretario del Consejo de Seguridad nacional saudí. A pesar de tan selectas relaciones, se pasó tanto que fue acusado de corrupción en Inglaterra por las millonarias comisiones en las ventas de armas para Arabia Saudí recibidas de la British Aerospace BAE. Es interesante que el proceso no prosperó ya que Blair suprimió la investigación de la corte británica. Al parecer, Bandar amenazó con otro atentado como el del siete de julio de 2005 en el metro de Londres. No era una fanfarronada, existen evidencias de que ha financiado atentados contra Irán, Líbano y Siria. Una prueba adicional de que no era un farol es que el propio juez británico reconoció que “el gobierno tenía una pistola en la sien”.

La financiación para derrocar al gobierno Sirio proviene de Estados Unidos directamente. Así en 2007 Condolenza Rice pidió al congreso desbloquear 5 millones de dólares para financiar la “democracia en Siria”. Se entregaron 6 millones de dólares al “Movimiento por la justicia y el desarrollo” de oponentes sirios exiliados formado por islamistas moderados de los hermanos musulmanes, etc.

 Las fraudulentas guerras contra el terrorismo y las drogas están íntimamente ligadas y son la excusa para desarrollar la OTAN que protege a ese mismo sistema financiero”

-ENF: Esa financiación, ¿proviene únicamente de las ‘petromonarquías’?

-A.E.: Hay datos contundentes de que en el Líbano Saad Hariri, ex primer ministro del país, financia a la oposición siria directamente. Es el hijo del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri que era un millonario ligado a Arabia Saudi cuyo asesinato se utilizó para culpar sin pruebas a Siria.

El clan Hariri financia la entrega de armas a los rebeldes sirios a través del puerto de placer de  Beirut, donde su familia posee la sociedad “Solidere” que explota sus instalaciones.  Dirige el partido “corriente del futuro” que defiende una política antisiria, con un ala militar salafista dirigida por Naji Kanaan lider del Movimiento de Unificación islamista MUI (formado por salafistas saudíes, Yemenitas y jordanos) en los 80 financiado por Arabia Saudí. Con el Principe Saudí, Bandar Ben Sultan, Hariri financió elementos fundamentalistas de la Yihad surgidos del MUI, como Fatah al Islam, con la cobertura de Oenegés humanitarias y religiosas en los campos de refugiados  palestinos. Luego, se renombraría para hacerlo más aceptable, como “partido de la liberación” Hizb el Tahrir, legal en el Líbano y aliado de los hermanos musulmanes sirios que son una pieza fundamental en los intentos de occidente para derrocar al gobierno Sirio.

Hariri apoya financieramente a uno de los principales elementos de la oposición siria en el extranjero Abdl Halim Khaddam, un desertor sunita del partido Baas que fue vicepresidente de Siria desde 1984 a 2005. Este traidor corrupto se enriqueció en el Líbano gracias a Hariri que le regaló el hotel de lujo de Cristina Onasis en París, donde vive. Ha jugado un papel importante en el complot  contra Siria. Acusando a Assad del asesinato de Hariri padre, convirtiéndose en aliado de EEUU que impulsó su asociación con los hermanos musulmanes en 2006, presidiendo al año siguiente el primer congreso del Frente de salvación nacional FSN que los agrupaba. Además, existen acusaciones de que Khaddam dirige el movimiento terroristas en Siria con apoyo logístico  de Arabia Saudí.

En último término, todo el dinero de los multimillonarios de oriente medio se  reinyecta en el sistema financiero occidental que, está basado, en los tres negocios fundamentales: petróleo, drogas y armas. Por su parte, las fraudulentas guerras contra el terrorismo y las drogas están íntimamente ligadas y son la excusa para desarrollar la OTAN que protege a ese mismo sistema financiero. Así que, hasta un niño puede entender que todas las piezas encajan. Tras el decorado del escenario y sus actores locales, están las elites de Occidente y de Israel que, por cierto, se acaba de quitar la careta a finales de enero bombardeando impunemente un centro de investigación sirio amparado en la ley del silencio habitual de sus aliados en la ONU.

Vídeo:

Manifestación masiva en apoyo al régimen de Al – Assad (12 de octubre de 2011)

-ENF: El 12 de octubre de 2011, un millón de personas se manifestaron en Siria en apoyo al Gobierno y en oposición a la agresión occidental. Tras este hecho, Siria fue expulsada de la Liga Árabe. Curioso, cuando menos

-A.E.: Ese es un punto fundamental para entender lo que pasa, y no fue la única vez. Por eso las grandes manifestaciones a favor del gobierno han sido ocultadas mientras los medios de desinformación masiva se rompían  la cabeza intentando encontrar y amplificar manifestaciones en su contra que, ni siquiera al principio, le llegaban a la suela del zapato de la que citas. Por eso han hecho el ridículo publicando fotos donde la gente llevaba la bandera del gobierno (con la banda roja arriba y dos estrellas) atribuyéndoselas a la “oposición” o inventando manifestaciones donde las pancartas decían otra cosa. Te sugiero que incluyas las banderas en tu artículo para advertir a la gente de esta tomadura de pelo que hasta un niño puede detectar.

Manifestación masiva en apoyo al gobierno sirio, en la Plaza de las siete fuentes (Octubre 2011, Damasco)

Manifestación masiva en apoyo al gobierno sirio, en la Plaza de las siete fuentes (Octubre 2011, Damasco)

Respecto a la Liga Árabe, lo mismo sucedió en el caso de Libia donde, igual que en Siria, la gran mayoría de la población apoyaba al gobierno. Una prueba clara de que está dominada por las anacrónicas petromonarquías del Golfo. De hecho, la sede permanente (Secretaría General) de la Liga se encuentra en Doha, Qatar, que es con Arabia Saudí uno de los más beligerantes aliados de Estados Unidos y de Israel. Los hechos demuestran, por el contrario, que millones de personas se manifestaron a favor de los gobiernos en ambos países y, a medida que aumentaba la injerencia extranjera y las atrocidades de sus mercenarios, muchos opositores de ambos gobiernos se unieron a ellos, en vista de lo que se les venía encima.

Por otra parte, también es un hecho que el apoyo al gobierno no se limita a sus poblaciones, la gente de los países limítrofes ha experimentado la tradicional hospitalidad Siria que ha acogido cristianos expulsados de Irak, a los armenios expulsados de Turquía, a los Libaneses durante las agresiones de Israel y a los Palestinos expulsados de su tierra. Además, Siria, desde su creación como estado, se ha mantenido siempre firme en contra de Israel y de los sucesivos colonialistas europeos.

 -ENF: La inmensa mayoría del pueblo sirio continúa rechazando a esta “falsa oposición”…

-A.E.: Hoy en Siria, el apoyo del pueblo al llamado “ejército libre” es prácticamente nulo,  la mayoría colabora con el gobierno y su ejército incluso como milicias voluntarias. A pesar de que los medios sigan repitiendo el mantra de la “rebelión popular”, lo cierto es que la revuelta, igual que en Libia, no hubiera durado ni dos días sin el apoyo extranjero.

Esto explica la rabia del ejército “libre” sirio que recurre a atentados constantes contra la población civil, que a su vez lógicamente no les granjea precisamente su simpatía….

 -ENF: Otro dato importante es que el presidente sirio, Bashar Al – Assad, paseaba por la calle sin escolta. Algo difícil de ver en un país occidental…

-A.E.: Sí, es una anécdota pero significativa. De nuevo lo mismo sucedía en el caso de Libia donde el coronel Gadafi se paseaba en coche descubierto. Dos ejemplos que contradicen la imagen que de ellos están dando los medios de desinformación masiva que no pierden ocasión de demonizarlos. Lo que es muy comprensible porque es el primer paso necesario para iniciar la guerra. Sólo que ahora ya no lo tienen tan fácil, un número creciente de medios estamos dando otra versión de los hechos y encima documentándola, de forma que es inevitable reconocer que los grandes medios mienten, evidentemente sin documentar sus mentiras.

La idea de la “dictadura Alawita” y el presentarlos como una casta privilegiada es igualmente falsa. Históricamente, los Alawitas siempre han sido una minoría perseguida y formaban la base del proletariado Sirio.  El 70% de la población es sunita incluyendo los miembros del partido Baas. Su base campesina que hizo la reforma agraria y consiguió la autosuficiencia alimentaria, fundamental para la independencia económica y política, es sunita. No es pues sorprendente que, desde el comienzo de la revuelta en 2011, la unión general de campesinos y de las cooperativas agrícolas apoyaran al gobierno.

Es evidente, además, por la propia composición del gobierno. Así, el jefe del ministerio de defensa desde agosto 2011, el general  Dadou Rajha asesinado el año pasado, es un cristiano griego del rito ortodoxo. El director  de los servicios de inteligencia Ali Mamlouk es sunita, igual que el jefe de la policia politica Deeb Zaitoun y que otros ministros como Riyad Farid Hijab (agricultura), Soufiane Allaaw (Petróleo y minería) Mohamed El Jleilati (finazas), Faical Miqdad (viceministro de exteriores). En total, 19 ministros sunitas y solo seis Alawitas. Por no hablar del Ministro de estado Yousef Souleyman Ahmed que, además de kurdo, es miembro del partido comunista. O de la señora Najah El Attar que desde 2006 ocupó el puesto de vicepresidente de la república, teniendo el honor de ser la primera mujer árabe de la historia en ocupar un cargo tan elevado. Y eso, por citar solo algunos ejemplos.

Esto no es una característica del gobierno actual, incluso en tiempos del padre del actual presidente, Hafez El Assad, los sunitas y los cristianos ya estaban en el partido Baas, el ejército y la administración.  Así, el ministro de defensa, Moustapha Tlass era sunita, el jefe del estado mayor durante la guerra de 1973, el general Youssef Chakkour era un cristiano griego del rito ortodoxo.

“La censura de los canales de televisión sirios en junio de 2012 a través de los satélites Nilesat y Arabsat, fue una decisión de la Liga Árabe contra Siria”

-ENF: Las comunidades que conviven en territorio sirio, como sunitas, alawitas, chiítas, católicos, ortodoxos y maronitas, tienen su propia representación parlamentaria, ¿cierto?

-A.E.: Los Alawitas no ejercen ninguna dictadura política, todas las comunidades tienen voz en los consejos representativos del parlamento, en las municipalidades, en la cámara de comercio, en el consejo de ministros y en las instancias diplomáticas. En contraste, en Turquía, las minorías griegas, armenias, asirias, lazes, árabes, kurdas, circasianas, judías, alauitas, oficialmente no existen. La única excepción, precisamente, es la provincia de Hatay que era originalmente territorio sirio y fue regalada a Turquía en 1939 por el gobierno francés. Y esto, por no hablar de la dictadura y la intolerancia extrema de los países como Arabia Saudita o las petromonarquías del Golfo tan queridas por los “demócratas” occidentales.

Tampoco se han comportado como un clan y, prueba de ello es que el hermano de Hafez El Assad, (padre del actual presidente), Riffat El Assad, le reprochaba haber traicionado al clan, intentó un golpe de estado y tuvo que exiliarse a Londres en 1984. Su hijo, Ribal El Assad y primo de Assad, es uno de los más activos opositores extranjeros. Criado en Londres y con estudios en Boston, dirige la fundación Iman Worldwide y una asociación que, supuestamente, pretende defender los derechos humanos “organización para la democracia y la libertad en Siria ODFS y, otra, la asociación caritativa “Al Fursan”. Dirige la oficina londinense de la cadena Arabs News Network ANN, creada por su padre y tiene relaciones con Claude Moniquet del Centro Europeo de Estudios Estratégicos ESISC. Es apoyado por el partido “Corriente del futuro” de Hariri, en el norte del Líbano e igual que  Kaddam, está relacionado con los neoconservadores Británicos. Ambos apoyados por “Corriente del futuro” de Hariri en el norte del Líbano.

 -ENF: Y continúan los intentos por “demonizarlos”…

-A.E.: Presentarlos como una “secta” religiosa intolerante es todavía más impresentable. Los alauitas sirios se han caracterizado precisamente por todo lo contrario.  Sostienen que el Corán está sujeto a interpretaciones y que, fundamentalmente, tiene un sentido común al de otras religiones. No oran obligatoriamente en las mezquitas y admiten que es posible hacerlo o meditar en la naturaleza, las mujeres no se cubren la cabeza, etc. Tienes también otro buen ejemplo en el hecho de que durante la agresión actual, todas las iglesias y no solo los chiitas, han defendido al gobierno sirio; armenios, cristianos, ismaelitas, druzos e inclusive, la mayoría de la población sunita.  El patriarca, melkita de Antioquía Gregorio III Laham y gran mufti sunita de siria Sheik Ahmad Badreddine Hassoun, denunciaron desde el comienzo el complot de la revuelta urdido en el extranjero.

La idea de que existe una guerra de religión es la peor de las mentiras.  Por el contrario, la tolerancia y la fraternidad entre las comunidades religiosas y étnicas es, a mi juicio, lo más destacable del pueblo sirio. En la entrevista que me hiciste sobre Arabia Saudita, ya resalté, en contraste con la intolerancia wahabi, el hecho de que en la mezquita de Damasco, tradicionalmente, se reunían miembros de todas las comunidades religiosas para orar juntos, de hecho, los cristianos y musulmanes aún lo siguen haciendo. La libertad de culto y la convivencia armoniosa ente sus innumerables minorías étnicas y religiosas era una característica tradicional de la milenaria sociedad siria. Demuestra que es posible y, justamente por ello, es un “mal ejemplo” para el resto de los países. La solidaridad en todas sus formas debe ser ocultada y rota.  Los poderosos basan siempre su estrategia en fomentar la intolerancia y en dividir para dominar fomentando los enfrentamientos entre las diferentes comunidades. Es justo lo que están haciendo en Siria, asesinando a la vez a miembros de varios grupos, como hicieron en la masacre de Houla el año pasado, es parte de ella. Ese es uno de los motivos por los que le hemos dedicado mucho trabajo para denunciarla.

 -ENF: ¿Existe algún mecanismo de bloqueo a la prensa interna o extranjera en Siria?

-A.E.: Más bien es al contrario. La censura de los canales de televisión sirios en junio de 2012 a través de los satélites Nilesat y Arabsat,  fue una decisión de la Liga Árabe contra Siria. El bloqueo de los canales de información sirios (Sana), libaneses (Al manar) e iraníes (Press TV, Hispan TV) se ha ejecutado en Inglaterra, Europa, (España incluida con el satélite Hispasat), además de en Estados Unidos. El objetivo de estas medidas que promueven la “libertad de información” es que sólo queden las emisiones de los países que falsifican sistemáticamente los hechos para promover la guerra como única fuente de información sobre lo que sucede en Siria.

Toda esta censura hipócrita de occidente contrasta con el hecho de que las cadenas de tv de jordania y arabia saudita como, Al Wissal, Safa (transmitidas por el satélite egipcio Nilesat) difundan inpúnemente mensajes de odio hacia los alawitas de telecoranistas psicópatas. Como el Sheik Adnane El Arour que, invita desde Arabia Saudita, a violar a las niñas alauitas de 14 años, y a hacerlos picadillo para perros. Sus adeptos, por cierto, son campeones en la práctica de las decapitaciones en las que, como hemos podido ver, recientemente hacen participar a niños.

Occidente y las cadenas árabes no sólo han ejecutado esta censura, los hechos son mucho más graves. Se han falsificado los canales sirios (como también se hizo con los libios), se han falsificado las imágenes, mezclándolas con imágenes que no correspondían o eran antiguas, etc. En el colmo de la desvergüenza, se ha llegado a rodarlas en estudios de cine de Qata,r como sucedió con la supuesta celebración de la toma de Trípoli. Ahora también se preparan en estudios de Arabia Saudí y de Estados Unidos con la vieja Metro Goldwyn Mayer. Creo que su león, avergonzado, se ha negado a salir…

Amnistía Internacional ha desempeñado una función nefasta (en Siria e Irán), igual que en Libia, promocionando las mentiras que justifican la  guerra con la excusa de proteger los derechos humanos”

-ENF: Israel hizo unas declaraciones en las que apuntaba que Al- Assad tenía los mismos genes que su padre. ¿Está de acuerdo?

-A.E.: ¡Evidentemente! Por una vez estamos de acuerdo con el gobierno de Israel, aunque como sabes, de la paternidad nunca podemos estar seguros al contrario que de la maternidad. Pero sí, como supongo, se referían malévolamente a sus “genes políticos”, creo recordar que su padre no era un médico oftalmólogo que ejercía su profesión tranquilamente en Londres antes de ser presidente.

De todos modos, bromas aparte, permíteme advertir que hay que tener cuidado con la genética. Ahora están buscando el “gen del mal” en el cuerpo de Adam Lanza, el jovencito que supuestamente perpetró la masacre infantil de Newton. La genética es muy útil como coartada para ocultar las verdaderas causas de las enfermedades. Gracias a la genética puedes tranquilizarte al saber que el aumento de cánceres no es debido a la contaminación química o radiactiva, sino que la culpa es de tus abuelos. Y esto por no hablar de que la plana mayor del movimiento eugenésico se ha acantonado tras ella, tanto en agricultura como en medicina. No es casual que la tercera generación de animales alimentados con soja transgénica sean estériles, como demostró un trabajo de la Academia de Ciencias Rusa. Y esto no es una broma.

“La coalición nacional unida contra la guerra, United National Antiwar Coalition (UNAC) más tarde emitió una declaración condenando a Amnistía Internacional  por sus  campañas para apoyar la guerra en Afganistán y la intervención en Siria

-ENF: ¿Qué función ha desempeñado Amnistía Internacional dentro de la ‘Guerra propagandística’ contra países como Siria o Irán?

-A.E.: Veo que ya sabes por dónde van los tiros. Ha desempeñado una función nefasta, igual que en Libia, promocionando las mentiras que justifican la  guerra con la excusa de proteger los derechos humanos. Quedan ya muy lejos los días de la mal llamada guerra fría, en los que Amnistía Internacional se dedicaba a defender los derechos de los presos de ambos bandos.

Por citar solo un ejemplo de sus demostradas mentiras. Amnistía internacional reprodujo el caso de Zainab Al Hosni, la joven supuestamente torturada, despellejada viva, decapitada y descuartizada. Igual que toda la prensa occidental, acusó a las tropas del gobierno sirio. Amnistía Internacional le dio mucha publicidad y recalcó que sus propios familiares e incluso la policía reconocieron el cadáver de Zainab. Pero esta apareció milagrosamente en la Televisión bien vivita,  cabeza incluida y sus familiares la identificaron. En lugar de reconocer su metedura de pata, Amnistía Internacional siguió culpando al gobierno sirio y tuvo el cinismo de exigirle que revelase la identidad de la mujer decapitada.

Por si hay alguien a quien aún no le quede claro su verdadero papel y a quién sirve, Amnistía Internacional organizó una reunión paralela a la cumbre en Chicago de la OTAN en mayo del 2012. Pero no lo hizo para denunciar sus crímenes, sino para defender supuestamente los derechos de las mujeres afganas poniendo en la propaganda de sus carteles “OTAN: ¡SIGUE ADELANTE CON EL PROGRESO!”. Es decir, con las auto inmolaciones de las mujeres afganas desesperadas e incapaces de dar de comer a sus hijos y con los suicidios de los propios soldados de la OTAN, que es lo único que progresa, aparte del cultivo del opio.

La conferencia de Amnistía internacional, anunciada como una causa feminista, contó con la infame ex Secretaria de estado Madeleine Albright, otros funcionarios del Departamento de Estado norteamericano y figuras del Consejo de Relaciones Exteriores. El Centro por el Estudio del Intervencionismo observó, acertadamente, que Amnistía Internacional estaba repitiendo la propaganda de guerra de Estados Unidos. La hipócrita justificación de la guerra de Afganistán en “defensa de los derechos de las mujeres” es justamente la misma que dio Laura Bush y la administración de su marido en el año 2001, además de los atentados del 11/S, cuya versión oficial es denunciada como imposible por más de 1.500 arquitectos. Por su parte, la coalición nacional unida contra la guerra, United National Antiwar Coalition (UNAC) más tarde emitió una declaración condenando a Amnistía Internacional  por sus  campañas para apoyar la guerra en Afganistán y la intervención en Siria.

-ENF: La piel de gallina…

-A.E.: Esto no debe sorprender a nadie, dados los antecedentes de Suzanne Nossel, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Estados Unidos. Antes de ser contratada por Amnistía, Nossel apoyó la invasión de Irak y después la de Irán. Trabajó en diferentes épocas con Human Rights Watch, como investigador principal en Fundaciones y tanques de pensamiento USA como la Century Foundation, el Center for American Progress y el Consejo de Relaciones Exteriores (CRF). Además, Suzanne Nossel, tiene relaciones íntimas con el Gobierno de los EE.UU. (fue asistente de Richard Holbrooke cuando era embajador ante la ONU, y luego de Hillary Clinton a cargo de las organizaciones internacionales). Con los medios de desinformación (trabajó anteriormente para Bertelsmann Media Worldwide.) Y con las instituciones financieras (trabajó para  la administración del Wall Street Journal.).  Así que, como puedes ver, sus antecedentes son transparentes. Su currículum incluye, demostradamente, excelentes relaciones con tres pilares del poder USA: los financieros, los político-militares y los mediáticos, así que es muy comprensible que eche más leña al fuego de las guerras humanitarias justificándolas. Así, Suzanne Nossel participó en la redacción de la resolución del Consejo de derechos humanos sobre Libia que sirvió de excusa para “proteger” a sus habitantes bombardeándolos y destruir el país.

-ENF: Otra organización defensora de los Derechos Humanos es Human Rights Watch que, al parecer, es bastante cuestionable…

-A.E.: Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional cumplen la misma función, junto con toda una recua de organizaciones “humanitarias” como Avaaz, conectadas con medios como Democracy Now, Global Voices o sus sucursales nacionales como Periodismo ciudadano. Basándose en su falsa independencia y en sus críticas a cuestiones irrelevantes, cuando se trata de los temas esenciales culpan fundamentalmente a una parte, justo la que al poder le interesa demonizar.

Esto no es nuevo; durante la guerra contra Osetia, Human Rights Watch hizo lo mismo apoyando la agresión de Georgia. Es lógico, de hecho el presidente de Georgia fue puesto en el poder prácticamente por la Open Society del multimillonario Soros que financia también a Human Rights Watch.

Después jugó el mismo papel que Amnistía Internacional en el caso de Libia, y ahora hace descaradamente lo mismo en Siria, no hay más que ver los titulares de sus “informes”. Para HRW, para Amnistía Internacional y otras oenegés humanitarias, la conclusión de sus “investigaciones” está políticamente determinada de antemano. Igual que los de Amnistía Internacional, los informes de Human Rights Watch están hechos en sus sedes occidentales sin poner los pies sobre el terreno en Siria, como reconocen sus dirigentes. Sus fuentes son las asociaciones sirias que supuestamente defienden los derechos humanos que, tampoco están en Siria.

La epidemia de Oenegés de derechos humanos es coordinada por la U.N Watch, en Ginebra, que es controlada por el American Jewish Committee (AJC). Las actividades prosionistas de la UN Watch en colaboración con Human Rights Watch, quedan claras en sus campañas de ataques contra el relator especial de la ONU, el profesor Richar Falk por sus honestas y valerosas declaraciones condenando a Israel y cuestionando la versión oficial del 11- S. El director general de UN Watch, Hillel Neuer, felicitó hace poco a Human Rights Watch y a su director, Kenneth Roth, por expulsar al octogenario Richar Falk acusándolo cínicamente de “enemigo de los derechos humanos”.

-ENF: Estas Organizaciones se nutren a la hora de informar sobre el conflicto sirio de dos observatorios internacionales. Por un lado, el observatorio sirio de los Derechos Humanos, con sede en Londres y el Centro de Estudios de Derechos Humanos de Damasco, con sede en Washington. ¿Son fiables?

-A.E.: Todas carecen de la más mínima credibilidad y es muy importante que la gente lo sepa, para que no se deje engañar por su repugnante propaganda de guerra travestida de defensa de los derechos humanos igual que hizo la Liga Libia por los Derechos Humanos (LLHR).Ninguna de las organizaciones sirias que citas es independiente como pretenden. El autodenominado Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dirigido por Rami Abdel Rahman que vive en Londres, recibe todos sus informes, a través de teléfono y video de YouTube desde Siria. Se niega a publicar de donde proviene el dinero que utiliza, el origen de sus miembros o las fuentes de sus datos, no da los nombres de las víctimas que cita, etc. Cuando se ha visto obligada a hacerlo, ha quedado claro que falsifica las listas de muertos, llegado a la bufonada extrema de dar por muertas a personas que estaban vivas en Siria.

Otro buen ejemplo de “independencia” es el Centro de Estudios de Derechos Humanos de Damasco, que como tu sabes no está en Damasco, sino en Washington. Es presidido por el dentista “tartaja” Radwan Ziadeh. A pesar de su aspecto de subnormal, tiene un extenso currículum que lo relaciona con instituciones políticas occidentales. De hecho es invitado y da conferencias en los principales tanques de pensamiento como la veterana Institución Brookings norteamericana o Chattam House, el Real Instituto de Asuntos Internacionales británico del que saldría un año después el poderoso Consejo de Relaciones Exteriores norteamericano. Y por supuesto aparece frecuentemente como un analista en Al Jazeera.

Además, y esto es lo más importante, da su venenoso testimonio contra Siria en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Cumple allí exactamente el mismo papel que jugó Sliman Bouchuiguir, Secretario General de la Liga Libia para los derechos humanos, que ahora ha sido premiado con el cargo de  Embajador libio en Berna. Otro impresentable energúmeno, con aspecto de retrasado mental. Si aún no lo has visto, no te pierdas la hábil entrevista que le hizo Julien Teil que he traducido al español y puedes ver en nuestro canal de video.  El objetivo descarado de ambos testimonios criminales presentados en Consejo de Derechos Humanos de la ONU, es proporcionar coartadas humanitarias falsas para alimentar las guerras contra Libia y Siria.

-ENF: ¿Quiénes financian a estas Organizaciones humanitarias?

-A.E.: En realidad habría que llamarlas asociaciones “contra” los derechos humanos. Por ejemplo Radwan Ziadeh, líder del Centro de Estudios de Derechos Humanos de Damasco, tiene becas de la National Endowment for Democracy, la NED. Y ya sabes que la NED, creada en 1982 durante la presidencia del héroe de películas del Oeste Ronald Reagan, es el brazo visible de la CIA. Esto no lo digo yo, lo dijo William Colby, ex director de la CIA.

Tanto el Observatorio sirio de los derechos humanos (OSDH) como el Centro de Estudios de Derechos Humanos de Damasco son organizaciones fantasma creadas por Estados Unidos. Son financiadas por la NED, igual que la Liga Libia de los Derechos Humanos, la Liga Tunecina de Derechos Humanos. Esta última, curiosamente fundada por el Presidente de Túnez, Moncef Marzouki creador y jefe de la Comisión Árabe de Derechos Humanos. Todas ellas forman parte de la Federación Internacional de los Derechos Humanos FIDH con sede en París y no en Londres o Washington, para variar. Es muy aleccionador saber quién la financia: La Open Society, del multimillonario Georges Soros, artífice de las revoluciones de colores en todas las ex repúblicas soviéticas y en Yugoslavia. La John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, en honor de un respetable y prestigioso militar que propuso tirar bombas atómicas sobre China durante la guerra de Corea. La National Endowment for Democracy (NED), financiada por el departamento de Estado Norteamericano.

Los financieros curiosamente en muchos casos coinciden. Por ejemplo, Human Rights Watch y la muy cuestionable Coalición por la Corte Penal Internacional son financiadas también por: La Open Society, La John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, además de por la Ford Foundation.

La Coalición por la Corte Penal Internacional también es financiada por Humanity United, a su vez financiada por la Open Society y por la National Endowment for Democracy (NED) que , como su hermana mayor la CIA, son financiadas por el Departamento de Estado USA. De este modo, el círculo se cierra elegantemente sobre el país y las personas a los que se les haya echado el lazo.

Entrevista realizada por: Myriam Merhi Andión

Imagen: Joaquina López Garrido

A %d blogueros les gusta esto: