1501268_808522692496445_1564182007_o

Little Fonsi: “El blues surgió como un grito a la libertad y a la esperanza”

Decía el músico estadounidense Jimi Hendrix que el blues era un arte fácil de tocar pero difícil de sentir. Claro que, cuando se conjugan ambas cosas, el virtuosismo y el sentimiento, el blues se convierte en leyenda.

Juan José Alfonso Hernández “Little Fonsi” (1975) es un amante de la armónica y de la música negra. Un bluesman de oído y corazón…

El Nuevo Fígaro: Armonicista autodidacta y amante del blues. Así es como te defines. ¿Cómo y cuándo surge tu pasión por este estilo musical?

Little Fonsi: Descubrí mi pasión por la armónica a la tardía edad de 30 años, en una noche de verano del 2005 en el recientemente desaparecido “Bluesville” de Palma de Mallorca, tras ver un concierto de blues de una banda local, salí del concierto diciendo: “Algún día me gustaría tocar la armónica y hacerlo igual de bien que ese armonicista”. Me refiero al mallorquín, Miquel Ferrer.

ENF: Te regalan tu primera armónica diatónica en las navidades de 2005. Te defines como autodidacta aunque has aprendido también de grandes armonicistas como el valenciano, Danny Boy, considerado uno de los mejores armonicistas en el panorama del blues nacional y europeo…

Little Fonsi: Danny Boy es uno de los más grandes armonicistas que hay en España y a nivel europeo. Tiene esa característica de tono “muy Chicago”, que se tiene o no se tiene. Es ese sonido de Big Walter Horton o Sonny Boy Williamson. Posee profundidad en la nota y matiz. Es una combinación perfecta entre músico virtuoso y músico con sentimiento, con feeling. Él me enseñó lo que era el blues estructurado, tanto en la teoría como en la práctica. Tengo que agradecerle la paciencia que ha tenido conmigo. Tiene mucha docencia. Claro que, el autoaprendizaje también ha estado presente.

ENF: Danny Boy define el blues como “el esperanto” de la música, algo así como el lenguaje universal de este arte. En tu caso, ¿qué significa para ti el blues?

Little Fonsi: Efectivamente, el blues es un lenguaje universal. Independientemente de su origen, a día de hoy puede decirse que no tiene arraigo alguno. Es un estilo de vida…

ENF: Has compartido escenario con músicos de la talla de Tonky De La Peña (Tonky Blues Band) , Nano Mondéjar (Nano Blues Band) , Danny Boy Sánchez (Jumpers), Harmonica George/Peter Gun (Fabulosos Blueshakers) , Raul T-Bonsky (Nasty Boogie). Todo un privilegio, ¿no?

Little Fonsi: Sí, además han formado parte de ese aprendizaje en mi etapa valenciana, en las noches de jam sessions de Valencia en donde era asiduo. Tuve el privilegio de tocar algunos temas con ellos además de que me ha ayudado a seguir aprendiendo y a coger soltura en el escenario. Son grandes músicos y profesionales. Me llevo un grato recuerdo de esa época.

ENF: En el 2007, formaste parte de la banda “The Corner Band” (actuales Red Tops). ¿Qué recuerdos guardas de tu paso por la banda?

Little Fonsi: Fueron tres conciertos los que hice con esta banda murciana. En aquel tiempo no hacía blues propiamente dicho, sino un estilo más Rock & Roll de los años 50 y clásicos. Mi paso por la banda fue muy gratificante.

ENF: ¿Consideras que el blues es un género triste y melancólico?

Little Fonsi: En absoluto. El blues puede ser triste y puede ser también bailable y alegre. De hecho, los grandes músicos del blues han tenido su máximo exponente con temas muy bailables y festivos. Sí es cierto que siempre se le ha relacionado más con la tristeza debido a la época de la esclavitud, a la ley de segregación del sur de Estados Unidos. El blues, en su origen, denotaba tristeza, melancolía, era un grito a la libertad y a la esperanza. Pero, hoy en día, ese concepto ha cambiado. No está sumido en guetos como antiguamente, ahora forma parte de un estilo de música minoritario pero no necesariamente triste.

887139_808523299163051_365997138_o-1

Ito del Castillo & Little Fonsi

ENF: ¿Por qué Little Fonsi?

Little Fonsi: (Ríe). Me lo puso mi gran amigo, Ito del Castillo. No tenía nombre artístico y fue él quien lo decidió así. Me gustó, me hizo gracia y con él me quedé.

ENF: En verano de 2010 conoces al guitarrista murciano Big Quique, con quien montas un dúo acústico de Blues Rural, Mississippi River Blues. Háblame sobre esa experiencia…

Little Fonsi: Por suerte y por desgracia se lo debo a un accidente de moto que tuve. Ese mismo verano, fui con muletas a un concierto de blues en mi pueblo. Era un dúo acústico de guitarra y armónica. Estaba tocando Big Quique con El Tuko, un armonicista uruguayo. Cuando acabó el concierto, entablé conversación con Quique y tiempo después, me llamó para comentarme si quería montar algo con él. No me lo pensé dos veces. Montamos un dúo acústico que duró hasta 2012. Dimos muchos conciertos, hicimos mucha carretera y aprendí mucho de él. Creo que aprendimos mutuamente. Fue en ese tiempo cuando empecé a profundizar en el blues rural, es un estilo más tradicional. Fue una grata experiencia tocar con él, es un gran guitarrista.

ENF: Dos años más tarde (2012) dejas de lado la armónica y el blues, los que hasta el momento, habían sido tu pasión. ¿Por qué?

Little Fonsi: Fue debido a un cúmulo de cosas. Circunstancias personales y musicales. Entré en un bucle, en una rueda que giraba en torno a sí misma. No encontraba mi tono y sentía que todo sonaba de igual modo. Necesitaba una evolución y pensaba que no iba por el camino adecuado. La falta de motivación se fue alimentando de ese cúmulo de circunstancias que no me gustaban en absoluto. Dejé de lado la armónica, el blues y procuraba escuchar otro estilo de música. No supe si iba a suponer un punto y aparte o un punto y seguido. El tiempo me regresó…

ENF: “El Blues me llamó a la puerta una buena mañana”. ¿A qué se debió ese resurgimiento?

Little Fonsi: A un cambio de actitud y de positividad. Me rodeé de gente positiva, es algo que influye mucho. Así que, un buen día el blues volvió y lo hizo para quedarse.

Little Fonsi en una Jam session con Medicine Man y Santiago Campillo

Little Fonsi en una Jam session con Medicine Man y Santiago Campillo

ENF: “El blues, una bandera por la cual luchar”. Una idea muy romántica…

Little Fonsi: Sí, es una idea muy romántica de expresarlo. Cuando lo sientes tan dentro y cuando algo te gusta tanto procuro poner el ciento uno por cien. La meta musical que tengo en esta vida es intentar hacer llegar o difundir el blues al máximo de gente posible. Con solo una persona que asista a uno de mis conciertos y salga de ellos amando el blues, quedaré satisfecho. Es algo que te llena y te retroalimenta para seguir luchando.

ENF: Actualmente, colaboras con varios músicos y amigos en dar vida a la Asociación de Blues de Alicante, con el fin de difundir y dar a conocer este estilo de música. ¿Cómo surge la idea de crear esta asociación?

Little Fonsi: En uno de los conciertos al que fui invitado, un músico armonicista me comentó que iban a crear una Asociación de blues aquí en la provincia. Me pareció una buena idea. Al tiempo, recibí un mensaje de este chico diciendo que contaban conmigo para formar parte de ella. No me lo pensé dos veces. Ya se han firmado los estatutos. El fin de esta Asociación es dar a conocer el blues al máximo de gente posible, empezando desde las propias bases como pueden ser escuelas, centros penitenciarios, promover festivales de blues, hacer exposiciones fotográficas, un ciclo de cine… Todo lo que sea difundir el estilo de música negra.

ENF: ¿Tienes algún músico armonicista como referente ya sea clásico o contemporáneo?

Little Fonsi: Sí, tengo varios. Contemporáneos como Rod Piazza, para mi es uno de los mejores armonicistas de West Coast (Costa Oeste de los EE.UU.), Marck Hummel, Nico Wayne Toussaint, Billy Branch, etc. Además de los clásicos como Big Walter Horton, George Smith, Sonny Boy Williamson I,II, Little Walter, Carey Bell o Sony Terry.
Luego están los actuales que vienen pisando fuerte como Aki Kumar, ojo con él porque promete ser el próximo Little Walter. Cada uno de ellos tiene su estilo y su propio carácter con la armónica. Cualquier armonicista de blues lo que intenta es “mamar” un poquito de cada uno y crear luego su propio estilo. No se trata solo de plagiar lo que ellos hacen y llevártelo a tu terreno, sino de desarrollar tu propio estilo.

1496504_808523509163030_449868595_o

Santiago Campillo, Ito del Castillo y Little Fonsi

ENF: Frecuentas las Jam sessions de diferentes Clubs de jazz y de blues de la provincia de Alicante como: Coppelia y L´Stanc, además de colaborar con diferentes bandas como Ito & the Trails, Rio Seco Shakers, Claudio Rock, etc. Debe de ser emocionante tocar en directo y ver la respuesta del público…

Little Fonsi: Así es, yo canalizo esa respuesta como una forma de alimentar lo que es la motivación. Gracias a eso, la emoción que siente uno en el escenario cuando está haciendo algo que le ha costado mucho poder conseguir, te motiva para seguir aprendiendo porque piensas que todo esto no ha hecho más que empezar. Sé que voy por el sendero y por el camino adecuado pero tengo que seguir, el conformismo aquí no vale. Espero no dejar de aprender nunca. Y más con un público tan agradecido como es el del blues…

1557262_808523835829664_1582242605_o-2

ENF: También, has formado dúo de Blues con el Gran Guitarrista, Santiago Campillo (ex miembro fundador de M-CLAN) con quien harás próximamente una pequeña gira en directo por la provincia de Alicante. Un buen maestro requiere siempre un buen alumno…

Little Fonsi: Santiago Campillo es un gran maestro, tocar con él es intentar sacar de mí el máximo posible para intentar estar a su altura o, al menos, hacer la cobertura mejor posible. Tocar con él es una pasada, estás tocando la armónica y a la vez estás viendo esa agilidad de dedos y esa maestría. Es una gran responsabilidad tocar con él además de estimulante.

ENF: Ha sido un placer. Gracias.

Little Fonsi: A ti.

Fuente imágenes: José Manuel Ureña y Myriam Merhi

Entrevista realizada por: Myriam Merhi Andión

A %d blogueros les gusta esto: