Barbara d'Urso

Iacopino acusa a Barbara d’Urso: “No ejerza de periodista sin serlo”

Giovanni Giaccio

El programa televisivo ‘Pomeriggio cinque’ tiene mucho éxito, al igual que su suplemento de los domingos, ‘Domenica cinque’, conducido por la presentadora y actriz Barbara d’Urso. Desde hace años, ella conduce este show italiano de televisión en el que hace entrevistas, comenta las crónicas y habla sobre todo de asuntos como los asesinatos de las mujeres. Lo malo es que cada vez que D’Urso se fija en un uno de estos temas no puede evitar unas serie de expresiones que usa para crear espectáculo.

Se trata de una amarga verdad que hasta ahora se ha ignorado. Lo más que se ha hecho ha sido tomarla el pelo en programas satíricos.

Todo parecía seguir como siempre hasta que el martes el presidente nacional del Colegio de Periodistas decidió acusar oficialmente a la presentadora. En su página de Facebook, Vincenzo Iacopino escribió que la mujer, cada vez que entrevista a alguien, comete una ilegalidad, al ejercer como periodista cuando no tiene título ni autorización para hacerlo. A diferencia de España, en Italia sí existe un Colegio de Periodistas donde éstos están registrados. Por eso Iacopino acusó a D’Urso oficialmente en las fiscalías de Roma y de Milán. Posteriormente comunicó su decisión en Facebook.

La noticia fue enseguida publicada por la mayoría de periódicos italianos y el debate entre los ciudadanos comenzó. Por un lado, hay quien cree que se trata de una limitación a la libertad de expresión y que el Colegio de Periodistas es sólo un órgano sin sentido que protege solamente a un grupo de privilegiados, los periodistas italianos. Por otro lado, hay personas que están de acuerdo con la decisión tomada por Iacopino, que se indignó sobre todo por la manera de tratar los asesinatos. Según él, la presentadora quita la dignidad a las familias de las víctimas con su espectáculo y morbo. Otros comentan que, aunque el Colegio de Periodistas nació con Mussolini, que pretendía controlar toda la prensa, en Italia, para trabajar como periodista hay que registrarse en el colegio, y esto significa respetar las reglas.

Pero lo que más importa es que la lucha de Iacopino no va a acabar pronto. En los programas italianos hay muchos presentadores y corresponsales que no están registrados, y eso significa que muchas caras desaparecerían de la pantalla. Porque si Iacopino se detiene, está claro que no sentará bien a los periodistas, y esto podría traducirse en el fin del Colegio de Periodistas.

IMAGEN: La presentadora y actriz Barbara d’Urso. Wikipedia

A %d blogueros les gusta esto: