Daniela Santanchè

Germanwings: otra desgracia, más racismo

Giovanni Giaccio

Un día como otro cualquiera en el avión Airbus A320 los pasajeros están sentados y esperan llegar a Düsseldorf cuando, de pronto, el aparato empieza a hacer movimientos raros y, a los pocos minutos, se estrella.

El accidente del 24 de marzo fue tremendo y está agitando todos los países: ¿es posible que un avión acabe así? Todos están buscando una explicación investigando sobre todo lo que se puede investigar, proponiendo teorías de cualquier tipo y generando cada vez más terror.

Tuit

Mensaje original de Daniela Santanchè en Twitter: «¿Qué origen tienen los pilotos del autobús caído?»

De todas maneras, en mi opinión, la mayor metedura de pata ha venido de la política italiana Daniela Santanchè, que en Twitter preguntó a sus seguidores: «¿De dónde son los pilotos del autobús que se ha caído?» En un primer momento, una parte de la red empezó a reírse por el gran error de la política, que había escrito “autobús” en vez de “Airbus”. De hecho, incluso Santanchè escribió: «Gracias al corrector automático, que todavía nos hace reír». ¡Y ya está! Ningún otro comentario, tampoco cuando se supo que Andreas Lubitz (el piloto que presuntamente causó el accidente) era alemán.

Se trata, de nuevo, de un tuit racista pensado para difundir una imagen de xenofobia. Está claro. Sin embargo, lo que llama a la atención es la total falta de humanidad por parte de la política, que no sólo ha disfrutado de una desgracia en favor de su propia lucha, sino que además tampoco se ha disculpado por su mensaje. Otra persona habría explicado las razones que le hubiesen hecho hacer una pregunta tan inútil.

Es otra historia distinta pero con el mismo inútil racismo como protagonista, una plaga que cada vez pone más en riesgo la civilidad de nuestros países, sobre todo porque aumenta el riesgo de difundir una ideología que ya no debería existir y que nunca debería haber existido.

IMAGEN: Daniela Santanchè. Hytok

A %d blogueros les gusta esto: