11539688_1093659740663094_7229914084812809943_n

Manu Pineda: “Estados Unidos tiene una hermandad eterna con Israel”

El dramaturgo y poeta alemán, Bertolt Brecht escribió: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

Manuel Pineda (Almería, 1965) es un activista por los Derechos Humanos y brigadista internacional. Pertenece a la Asociación Unadikum que lucha por los derechos del pueblo palestino. Ha vivido en primera persona el dolor de un pueblo sometido a la ocupación y al apartheid que ejerce la Entidad sionista. Un embajador de una causa justa y noble. La voz de quienes están condenados al silencio.

-El Nuevo Fígaro: ¿Cómo y cuándo surge su activismo por la liberación de Palestina?

Manu Pineda: Empecé la solidaridad internacional con Cuba, no con Palestina. Soy militante del Partido Comunista de España y nuestro referente ha sido Cuba. La isla quizá sea la mejor escuela de solidaridad internacional porque es algo que no tienen. Si tú das lo que te sobra, lo que estás practicando es la caridad no la solidaridad. Cuba, a pesar de vivir las circunstancias que vive, envía maestros a otros lugares del mundo como África y gran parte de Latinoamérica. Sin ir más lejos, en Sevilla hay cubanos que están alfabetizando a adultos.

En cuanto a Palestina, a partir de la Primera Intifada (diciembre de 1987) empiezo a participar como oyente en charlas y a acudir a manifestaciones. Poco a poco fui involucrándome hasta que, en 2010, el asalto al barco `Mavi Marmara´ termina por indignarme. Es entonces cuando comienzo a hacer gestiones para participar en una segunda flotilla (junio – julio 2011) en cuya organización pude formar parte. Fue bastante frustrante ya que nos pararon en Grecia y el gobierno secuestró los barcos. En agosto de ese mismo año, comenzaron unos bombardeos muy intensos sobre Gaza y la verdad es que no me veía de nuevo en manifestaciones. Estaba muy quemado y en un acto un poco irracional me puse en contacto con una chica colombiana que se había ido al Cairo y le pregunté por la situación para entrar desde Egipto a Gaza. La chica no tenía ni idea pero me dijo que si iba para allá, iría conmigo. Pedí dinero prestado a algunos amigos y me fui a Egipto. Una vez allí, tuve que esperar unas cinco semanas para que me concedieran los permisos para entrar a Gaza. En septiembre de 2011 lo conseguí. Aquello tiene algo que engancha, no solo a mí sino a los 130 brigadistas que han viajado con nosotros a la región. Entran  con mucha ilusión y salen llorando, no solo de pena sino por todo lo que dejan allí. El hecho de que te bombardeen junto a ellos te hermana más que una hipoteca. De algún modo, quieres vincular tu destino al suyo.

-ENF: “Vittorio Arrigoni no era un activista, era un palestino más”, así reza en la Web de la asociación Unadikum, a la que usted pertenece. ¿Se siente igualmente identificado?

M.P.: Me siento uno más de ellos y así me consideran a mí también. He vivido con ellos, he comido, he dormido, he hecho vida con ellos. Y es un orgullo para mí.

-ENF: Desde su creación como Estado en 1948, Israel ha violado sistemáticamente los Derechos Humanos del pueblo Palestino. Sin embargo, la inmunidad que se le otorga parece ser mayor que la sangre derramada, ¿no le parece?

M.P.: Tienen una inmunidad absoluta, eso es lo terrible. No es el primer régimen criminal. Pero siempre ha habido un contrapoder internacional como en el caso del fascismo y el franquismo, aunque fuese insuficiente. El problema es que, frente al sionismo, no hay nada o lo que hay es muy débil. Estados Unidos tiene una hermandad eterna e irrompible con Israel. Y no esconden el apoyo sistemático que le brindan. Además de los gobiernos títeres que tiene EE.UU., como es el nuestro.

Más allá de meros gestos, el 11 de noviembre, el ministro español de asuntos exteriores dio un comunicado condenando la expansión de los asentamientos israelíes. Pero, ¿y qué? ¿A qué lo condenan? Si continúan manteniendo todo tipo de relación. Son cómplices absolutos de todo lo que hace Israel.

-ENF: Siria, Irak, Irán y la resistencia del sur de Líbano (Hezbollah) siempre han brindado apoyo a la causa palestina. Expertos en política internacional opinan que ese apoyo es una de las causas por las que están considerados como ‘Eje del mal’. ¿Está de acuerdo?

M.P.: Quizá no sea el único motivo, pero un motivo de peso, seguro. Mientras que, aparentemente, el imperio lucha contra el fundamentalismo islámico, resulta que los gobiernos que se va  cargando como el de Saddam Hussein en Irak, el de Gadafi en Libia y el que intenta cargarse en Siria  son los gobiernos que han tenido cierta sensibilidad con la causa palestina.

Hezbollah es una referencia absoluta. Para mí, Hassan Nasrallah es el líder indiscutible del mundo árabe actualmente, por encima de lo que pudo ser en su momento Nasser. Es un hombre que siempre está luchando por la unidad del mundo árabe y, a pesar de ser chií, evita cualquier tipo de enfrentamiento sectario. Teniendo en cuenta los ataques que sufren los chiitas en Líbano por parte de los wahabíes de Araba Saudita.

-ENF: Resulta curioso que tanto Estados Unidos como  Israel acusen a otros estados por la supuesta tenencia de armas químicas cuando ellos mismos han llevado a cabo operaciones con esas mismas armas. En Vietnam, con el uso de Napalm, en Palestina, con el plomo fundido y en Fallujah (Irak) con uranio empobrecido, todo ello causando malformaciones y muerte. Pero, cómo aplicarles el imperio de la ley cuando ellos mismos son la ley…

M.P.: Sí, además no solo podríamos hablar del uso de las armas químicas, sino de la bomba atómica. El lío que se montó porque Irán estaba haciendo experimentos y pruebas. O el caso de Corea del Norte…

Estados Unidos e Israel tienen la bomba atómica. Quiénes son ellos para decir a los demás lo que tienen o no tienen que hacer. Si hay un Tratado de No Proliferación Nuclear, deberían de sumarse ellos también. La Unión Soviética entregó un montón de cabezas nucleares a cambio de que EE.UU. también lo hiciese, pero no fue así. El problema radica en qué bando estés, si eres de los buenos puedes tener lo que quieras y si eres de los malos, ni agua.

-ENF: En noviembre de 2012, la Asamblea General de la ONU aceptó a Palestina como Estado “observador” con 138 votos a favor, 9 en contra y 41 abstenciones. ¿Qué ha significado este reconocimiento para los palestinos?

M.P.: Yo estaba en Gaza en aquel momento. Días antes a este reconocimiento, la Franja sufrió una guerra, bueno más que una guerra fue una masacre. La operación denominada `Pilar Defensivo´ (14 de noviembre – 21 de noviembre de 2012) duró siete días y se cobró la vida de casi 200 palestinos. Días después, el 29 de noviembre, la ONU reconoció a Palestina como Estado Observador. La gente salía a la calle a celebrar, según me explicaban ellos, el que Israel se hubiese quedado solo ya que solo tuvo nueve Estados en contra de esta resolución. De esos Estados miembro, cuatro o cinco no se sabía ni que existían, salvo Panamá. El hecho de que Israel pierda una votación lo celebran, aunque eran conscientes de que eso no iba a cambiar sus vidas. De algún modo, tenían la contrapartida tácita de que el reconocimiento de Palestina conllevaba también el reconocimiento de Israel. Si tú reconoces a Palestina como una pequeña parte de los territorios históricos palestinos, estás reconociendo que el resto de Palestina es Israel. Eso deja un pozo de amargura también.

“Palestina no tiene herramientas, armas ni fuerza para negociar de igual a igual con una Entidad tan potente política, económica y militarmente como Israel”

-ENF: A fin de cuentas, la ONU ha “patrocinado” de alguna manera la ocupación y ha violado el derecho de autodeterminación del pueblo palestino desde el momento en que aprobó la partición de Palestina en 1947 (resolución núm. 181). ¿Hubo posibilidad de negociación?

M.P.: Si un trabajador en solitario va a negociar sus condiciones laborales con la Patronal, ¿tiene capacidad de negociación? No se puede responder con un sí o un no. Palestina no tiene herramientas, armas ni fuerza para negociar de igual a igual con una Entidad tan potente política, económica y militarmente como Israel. Desgraciadamente, están solos. Incluso la mayoría del  mundo árabe les da la espalda. Utiliza la bandera palestina para su folklore. Solo han tenido el apoyo de gobiernos que ya han caído como el de Irak, el de Libia, el de Siria en las condiciones en las que está, el de Irán, pese a los errores que ha cometido Hamás al posicionarse de un modo terrible en el tema sirio, apoyó las revueltas contra Bashar Al- Assad. Minas que le había dado Hezbollah a Hamás para luchar contra Israel aparecieron en suelo sirio para combatir al Ejército sirio.

-ENF: El pasado mes de octubre, una delegación de la Corte Penal Internacional viajó a Palestina con el objetivo de dar a conocer la tarea que realiza la Justicia penal internacional y así, dicen, evitar suspicacias o reticencias. Parece más un lavado de imagen que un ultimátum a la Ocupación…

M.P.: Desconocía este hecho, lo que sí sé es que Israel permite que entren Observadores siempre que éstos garanticen que no van a hacer informes en su contra. Han viajado Comisiones de la ONU e Israel no les ha permitido la entrada porque no podían garantizarles informes favorables. El relator especial de la ONU sobre los Derechos Humanos en Palestina, dimitió el pasado mes de enero después de 18 meses de mandato porque Israel no le permitía entrar en los territorios palestinos.

 “Palestina tiene una resistencia heroica que lucha con armas rústicas contra el cuarto mayor Ejército del mundo”

-ENF: Ha vivido en primera persona una de las operaciones más cruentas que ha sufrido la población de la Franja de Gaza, la llamada Operación Margen Protector (2014). El propio nombre resulta de por sí una contradicción. ¿De qué o de quién dice protegerse Israel?

M.P.: Los nombres son un tanto ridículos pero tienen cierta explicación. Me explicaron que, Israel lo que hacía era crear una banda de seguridad que se comía la mitad de lo que quedaba de la Franja de Gaza.

Gaza tiene unos cuarenta kilómetros de largo y la media del ancho es de unos seis kilómetros. De esos, se querían comer unos tres kilómetros de lateral y hacer una franja ahí, en teoría, para protegerse de posibles lanzamientos de misiles. Hay que aclarar que Palestina no tiene Ejército, lo que tiene es una resistencia heroica que lucha con armas rústicas contra el cuarto mayor Ejército del mundo. Se lanzan unos morteros que, en la mayoría de casos, caen sobre el propio terreno. En esta Operación ha habido más de 2.200 palestinos muertos y 11.000 heridos. Cuando hablamos de heridos no nos referimos a que se han fracturado un dedo sino de columnas vertebrales partidas, personas que han perdido piernas y brazos, que tienen el cráneo roto y han perdido masa encefálica. En cambio, Israel ha tenido 71 muertos, de los cuales 67 eran soldados. Entonces, ¿quién se tiene que proteger de quién?

“Les están condenando a la muerte”

-ENF: El bloqueo que ejerce la Ocupación sobre la población palestina es más que evidente. Los asentamientos de colonos van en aumento y las restricciones económicas son cada vez mayores. ¿En qué condiciones se encuentran los hospitales y las escuelas en la Franja de Gaza?

M.P.: Recientemente han anunciado que cierran un hospital pediátrico y otro general por falta de combustible. A parte de la falta de medicinas y de material quirúrgico tienen algo que es todavía peor, la falta de suministro eléctrico. El bloqueo impide que entre el combustible. De este modo no pueden funcionar ni la central eléctrica ni los generadores. Los quirófanos trabajan muy pocas horas al día por falta de electricidad, se tienen que llevar a cabo operaciones quirúrgicas con la linterna de un móvil, las incubadoras solo funcionan unas pocas horas al día, se mueren los niños por falta de peso y los enfermos de riñón no pueden recibir diálisis. A esto hay que sumar que Israel no está dando permisos a gente que necesita tratarse enfermedades fuera de Gaza, entonces les está condenando a la muerte. Mira, el alto el fuego que se llevó a cabo en la última Operación (Margen Protector 2014) no lo pidieron los palestinos, lo pidieron los israelíes. Los palestinos prefieren la muerte antes que seguir viviendo en esas condiciones. Unos días antes de finalizar la Operación, Israel bombardeó un centro infantil para niños minusválidos. Muchos de ellos murieron quemados y yo pensaba que habían tenido “suerte” porque habían muerto en el acto, no habían sufrido. Los que sobrevivieron al ataque que estaban quemados no tenían posibilidad de curarse por falta de antibióticos para combatir la infección. Morirían al cabo de unos meses rabiando de dolor.

-ENF: Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 95% del agua de la Franja de Gaza es agua no potable. Podrían abastecerse de la que llega directamente de forma natural de las zonas altas de Cisjordania. Sin embargo, Israel no permite que así sea. Además, el principal sector económico de la Franja es la agricultura. Les han robado todo…

M.P.: Es terrible, tanto en Gaza como en Cisjordania. Un río que transcurre por la ciudad de Belén tendría que llegar a la Franja de Gaza, pero le han cortado el paso. Los pozos y acuíferos se secan ante la falta de agua. La que utilizan para regar es la que llega directamente del mar, es agua salina que hay que extraerla de un pozo. Nos cuesta mucho conseguir financiación para construir esos pozos para los campesinos de la zona y cuando lo conseguimos, los bombardean. Les están condenando a la muerte. El Sector industrial allí no existe, bombardearon las fábricas y no permiten el acceso de la materia prima. Y si consigues fabricar algo, no te permiten exportarlo. Según informes de organizaciones de DD.HH., Israel se ha cargado en las distintas agresiones el 99% del sector industrial, y ese 1% restante no sé dónde está porque allí no hay nada que se pueda considerar sector industrial. El sector servicios, imagínate… Gaza no puede ser destino turístico. Existen hoteles sin clientela. Este sector se basa en pequeñas tiendas de ultramarinos muy limitados debido al bloqueo que les impide tener abastecimientos. En el pasado, una fuente de ingresos eran los palestinos que salían de Gaza y trabajaban en los TT.OO. del 48, pero desde el año 2000 no se permite que pase ninguno. Solo les queda el sector primario que se lo cargan con el agua, pero además, atacan los barcos y a los campesinos. Les obligan a vivir de las asistencias, que tampoco llegan y son las que les corresponden como gobierno. Pero como Hamás no está reconocido por la Comunidad Internacional, no se les da el dinero para poder subsistir. La totalidad del dinero que le corresponde a Palestina se manda a Ramallah, a la Autoridad Nacional Palestina, pero no a Gaza.

-ENF: Estados Unidos dona a Israel aproximadamente, 3000 millones de dólares al año en ayuda financiera y varios miles de millones más en ayuda militar. Con esa premisa, resulta viable que la ocupación persista en el tiempo…

M.P.: Estados Unidos, solo en ayuda militar le da a Israel 5.500 millones de dólares anuales. El segundo receptor de ayuda económico-militar es Egipto, que cobra 1.300 millones. La Unión Europea considera a Israel socio preferencial, con lo cual no paga aranceles, puede optar a programas de cooperación y desarrollo, ayuda en investigación de I+D+I, etc.

-ENF: Muchos familiares de presos palestinos han denunciado el hecho de que se les niega poder visitar a sus hijos, hermanos o padres recluidos en las cárceles militares israelíes. Además de derribarles sus propias casas.

M.P.: Cuando ellos consideran que un palestino ha llevado a cabo un acto terrorista, aparte de llevarle a la cárcel, en el mejor de los casos, pues en la mayoría les matan directamente, les echan abajo las casas de los familiares. Es lo que se conoce como `detención administrativa´, no sabes por qué te detienen y lo hacen de forma permanente. Nosotros tenemos un compañero, Salah Khawajah, que es el secretario de la Boycott National Committee, la organización que lidera un proceso de boicot a Israel. A este activista le detuvieron el 26 de octubre y no sabemos de qué le acusan. Le están torturando y no le permiten que su abogado le asista. Ha recurrido a la Corte Penal Internacional pero ésta lo único que hace es mantener la orden de aislamiento ocho días más en donde le siguen torturando.

Existe otro tema del que se habla menos que es la negligencia médica como método de tortura. Hay más de 7.000 palestinos secuestrados en cárceles israelíes. De esos más de 7.000, 1.400 tienen problemas severos de salud. No reciben tratamiento médico como un modo de tortura en primer lugar y como una forma de doblegar la voluntad de las familias en segundo lugar. Les chantajean diciéndoles que si quieren que sus familiares reciban ese tratamiento médico, ellos tienen que colaborar con Israel. Por otro lado, los enfermos de cáncer son tratados con ibuprofeno. Hace poco estuve con la familia de un preso, Murad. Tiene la enfermedad de Crohn. No le dan ningún tratamiento y le han operado 11 veces ya. Como este caso, 1400 más.

-ENF: Un caso peculiar es el del activista político libanés, Georges Ibrahim Abdallah, quien continúa preso en Francia tras haber cumplido la condena de 30 años. La justicia francesa ordenó ponerle en libertad en enero de 2013 pero, a día de hoy, continúa sin ser liberado. En  noviembre de 2014, el tribunal de aplicación de sentencias de París volvió a rechazar su petición de puesta en libertad. ¿Se trata, pues, de una decisión política más que de una decisión judicial?

M.P.: Llegaron a concederle la condicional, pero Israel presionó a EE.UU. y, a su vez, éstos a Francia y terminaron por rechazársela. Hacemos campañas periódicas, del 17 al 22 de octubre tuvimos una semana de solidaridad con Ibrahim Abdallah a nivel internacional. El problema es que es muy difícil competir mediáticamente con los dueños de los medios. Hacemos manifestaciones pero tenemos muy poca capacidad para incidir en algo. Actualmente, tenemos algunos políticos que sí nos están ayudando, por ejemplo en el Parlamento Europeo, tenemos a la eurodiputada Marina Albiol (Izquierda Unida) que encabezó una serie de acciones en solidaridad con el preso libanés. Pese a todo, somos demasiado débiles en comparación con lo que tenemos en frente.

-ENF: ¿Cree que la lucha de la resistencia por la vía pacífica sería posible como ya se pretendió en los acuerdos de Oslo de 1993?

M.P.: Yo creo que las vías de negociación que se están planteando no van a tener ningún resultado. La negociación bilateral entre el Régimen israelí y la Autoridad Nacional Palestina no va a llegar a ningún lado que sea bueno para los palestinos. Creo que todo lo que no sea una Conferencia Internacional en la que los amigos de Palestina también tengan voz no va a servir de gran cosa. Tampoco serviría de mucho si no va acompañado con un riesgo real de que se impongan sanciones contra Israel. Si la Entidad sionista sabe que puede seguir vulnerando los DD.HH. de los palestinos y que eso no va a tener consecuencias, no creo que vaya a ceder nunca.

Imagen: Manuel Pineda

A %d blogueros les gusta esto: